Uso de cookies

Las cookies son ficheros que se instalan en el dispositivo desde el que navegas (ordenador, móvil, etc) para registrar tu actividad cuando visitas esta página web. En esta página usamos diferentes tipos de cookies:

- "cookies propias", de personalización, publicitarias y comportamentales que no reconocen quién eres ni dañan tu dispositivo, sólo identifican y reconocen tu dispositivo, te permiten acceder más rápido, mantienen la seguridad de tu áreas personal, recuerdan tus preferencias y personalizan el contenido y la publicidad del sitio web de forma que sea más adecuada para ti y tus preferencias.

- "cookies de terceros", que nos permiten contabilizar el número de visitas que recibimos en cada página y hacer análisis estadísticos anónimos para mejorar nuestro servicio.

Para saber más, consulta nuestra Política de Cookies donde encontrarás también información para ayudarte desactivar/activar las cookies de tu navegador. En el caso de que tu navegador no acepte las cookies por defecto, tu experiencia de navegación y uso de esta página puede ser limitada y que no funcione correctamente, por ejemplo: podría no funcionar bien el registro y el login y otros servicios y funciones como vídeos, fotos, compartir, participar en promociones, etc.

Entendemos que si marcas ACEPTO o continúas navegando por nuestro sitio web, aceptas que podamos alojar y utilizar estos tipos de cookies en el dispositivo desde el que navegas.

Al mezclar Coca-Cola y leche, el ácido fosfórico presente en Coca-Cola se une al calcio de la leche y hace que se corte. Esto es una prueba de cómo la bebida puede reaccionar con el calcio de tus huesos, incrementando el riesgo de osteoporosis

Carolina
Oviedo

Consumir bebidas gaseosas no debilita tus huesos ni causa osteoporosis

 

Es verdad que la leche se corta al mezclarse con Coca-Cola, pero esto no indica una relación entre ingerir bebidas gaseosas y el desarrollo de osteoporosis. Coca-Cola contiene ácido fosfórico, un ingrediente alimentario totalmente seguro utilizado en algunas de nuestras bebidas. Cuando mezclas Coca-Cola y leche, el ácido fosfórico provoca que la leche se corte y se separe. Algo similar ocurre con la elaboración de queso, en la que se utilizan ácidos comestibles, como vinagre o ácido cítrico. Si mezclas leche con otras bebidas ácidas, como zumo de naranja, también consigues un efecto similar.

Según la Fundación Internacional de Osteoporosis, tomar bebidas gaseosas que contengan ácido fosfórico no debilita tus huesos ni causa osteoporosis. La clave para unos huesos fuertes y sanos está en seguir una alimentación variada, moderada y equilibrada, así como de un estilo de vida equilibrado, activo y saludable con suficiente calcio, vitamina D y otros nutrientes, junto con la práctica adecuada de ejercicio. 

    MARCAS:
    PUEDES PONERTE EN CONTACTO CON NOSOTROS A TRAVÉS DE:
    Scroll To Top